viernes, 5 de julio de 2013

Viaje a Atenas: primeras impresiones



He visitado el Estadio Panathinaikó, alucinando con que toda la estructura sea de mármol blanco.
He descubierto que los atenienses beben batidos de café helado a todas horas y en cualquier lugar (el precio es de 1,30 euros, también he sucumbido).
He cruzado "a la gallega", sorteando cientos de motos; aquí parece los semáforos y los pasos de peatones brillan por su ausencia, por lo que hay que arriesgarse entre el tráfico.
Me ha llamado la atención que tengan carteles con nombres en español en una ciudad en la que nada parece estar escrito para los turistas...