viernes, 11 de noviembre de 2011

Día del Brownie


De las mentes pensantes que tuvieron la genial idea de la MegaGalleta llega ahora el Día del Brownie

Una servidora nunca había cocinado un brownie; pero como me apunto casi a un bombardeo, me he animado adaptando un poco la receta del brownie clásico. Le he puesto un poco menos de azúcar (250 gramos) y he añadido un chorrito de esencia de vainilla. Decir que el mejor momento de la receta es lo de fundir la mantequilla con el chocolate, el olor que desprende es maravilloso.



Tengo que reconocer que no me había preparado demasiado, así que no tenía un molde adecuado. Como la adaptación al medio es la base para la supervivencia, creé dos tipos de brownie: tamaño minifamiliar y versión soltero.

La idea es que quedara con costrita, sin secarse por dentro. Los individuales me quedaron un poco pasados de cocción, pero con un intenso sabor a nueces y chocolate. Seguiremos intentándolo hasta mejorar la receta, of course!

4 comentarios:

Esther Sánchez dijo...

Seguro que quedó deliciosoooo! :) Yo también he colaborado en #eldiadelbrownie ñam ñamm!! Un saludo! :)

Reb dijo...

El tuyo sí que tiene una pinta maravillosa!! lo de los saquitos de isomalt me ha dejado muerta, no lo conocía y el resultado es sorprendente. Enhorabuena!!!

Samhaim dijo...

¡¡¡Una delicia de brownie....uhmmm.....enhorabuena!!!

Reb dijo...

Muchas gracias Samhaim!!! ya no quedan ni las migas jejeje